La curiosidad mató al gato. Pero, ¿y si no puedes pero realmente quieres? Las razones para querer ver un perfil privado de Instagram son muy variadas, desde simple curiosidad hasta obtener información vital. En este artículo hablaremos sobre si es posible ver el contenido de una cuenta privada en Instagram y cómo hacerlo.

¿Qué es una cuenta privada?

Se trata de una cuenta normal, cuyo propietario simplemente restringió el acceso a su contenido a extraños.

Por cierto, esto a menudo se hace en cuentas comerciales para recopilar datos de suscriptores y protegerse de suscripciones automáticas que pueden conducir a un shadowban: después de todo, la administración de Instagram no investiga quién compró los bots, sino que simplemente castiga a la cuenta que los recibe. Por lo tanto, ciertas empresas suelen utilizar el seguimiento masivo como una táctica desleal para dañar a las cuentas de sus competidores.

En las páginas privadas de Instagram solo la foto de perfil y los datos sobre la cantidad de suscriptores y publicaciones son públicos, así como un mensaje de que se trata de una cuenta privada. Dichas páginas no aparecen en los resultados de búsqueda de hashtags o geolocalización.

Puedes suscribirte a ellos solo con la aprobación del propietario mediante el envío de una solicitud. Vale la pena señalar que la mayoría de estas cuentas aprueban solicitudes de nuevos miembros sin ningún problema.

Importante: ¡No compartas tus datos con terceros! Hay muchos programas y apps que prometen mostrar quién visitó tus páginas, obtener acceso y brindar la oportunidad de ver perfiles privados en Instagram, pero todos ellos están diseñados para robar inicios de sesión y contraseñas.

Cómo ver el contenido de una cuenta privada

La forma más fácil de ver el contenido de una cuenta privada es enviar una solicitud y convertirse en suscriptor de la misma. Ten en cuenta que si la solicitud es rechazada, no recibirás ninguna notificación. Por lo tanto, debes visitar periódicamente la página de interés y verificar si tienes acceso a ella. Además, puedes enviar un mensaje en el que expreses tu deseo de suscribirte.

  1. Busca el contenido en otras redes sociales. Es posible que el propietario de la cuenta comparta sus publicaciones y videos en otras plataformas.
  2. Pídele a amigos mutuos que te ayuden a acceder a la cuenta o que simplemente te muestren el contenido de esta mediante screenshots.
  3. Introduce el nombre de usuario de la cuenta en los motores de búsqueda de Instagram. Si la cuenta estuvo abierta antes, existe una alta probabilidad de que las publicaciones antiguas hayan sido indexadas y permanezcan aún en los servidores de los motores de búsqueda.
  4. Espera. Muchos usuarios hacen que sus páginas sean privadas solo por un tiempo limitado, por lo que a veces es suficiente esperar y verificar periódicamente la cuenta para ver si ya es pública.
  5. Envía una solicitud de suscripción desde una cuenta diferente. Si no deseas mostrar abiertamente tu interés en una persona, pídele a alguien que conozcas que se suscriba a la cuenta por ti, o crea una cuenta falsa con un email o teléfono distinto. Solo recuerda llenarla con publicaciones para que no luzca artificial. Puedes publicar fotos de un chico o una chica lindos en la cuenta falsa, según las preferencias de la persona que deseas seguir. Esto aumentará las posibilidades de que acepen la solicitud. Si sabes que el usuario de la cuenta privada es alguien muy reservado y desconfiado, lo mejor es que utilices en tu cuenta falsa un apodo similar al nombre de sus conocidos o familiares. O, tras enviarle la solicitud, escríbele un mensaje en directo en el que te presentes con un nombre familiar para él. Esto, no obstante, ya se puede catalogar como tergiversación intencionada de la información y solo se debe recurrir a dicha medida en los casos más extremos.
  6. Puedes seguir a uno de los suscriptores de la cuenta privada y buscar en su historial de “me gusta” posibles posts del perfil privado. Aunque las reglas de Instagram dicen que el historial de “me gusta” no aparece en el feed, a veces este método funciona.

¿Qué esperar de una cuenta privada?

El hecho de que la cuenta se haya hecho privada dice mucho. Por ejemplo, que incluso después de acceder a ella, no debes esperar encontrar algo realmente importante allí. Después de todo, si el propietario ha cerrado el acceso a su perfil en la red social, la posibilidad de que publique información personal allí es extremadamente pequeña.

Principales razones para hacer privada una cuenta:

1. Protección contra el seguimiento masivo de bots.

2. Protección contra el acoso por parte de otros usuarios.

3. Carácter introvertido.

4. Deseo de rastrear la efectividad de una campaña publicitaria.

Cualquiera que sea el motivo, todo usuario de Instagram tiene el derecho de cerrar y abrir el acceso público al contenido de su cuenta cuando lo estime conveniente.

Cuestión moral

Como ves, hay bastantes métodos para acceder al contenido de una página privada. Sin embargo, antes de usarlos, debes hacerte una pregunta: ¿qué tan correcto sería engañar al propietario de tal perfil y obtener acceso a la información que prefirió ocultar de miradas indiscretas?

La mejor que puedes hacer es solicitar seguir a la cuenta de manera directa y honesta o escribirle directamente a la persona expresando tus deseos. Así, tu conciencia estará tranquila y no habrá necesidad de esconderse ni mentir.